Por Lirians Gordillo Piña

Tomado de la página web de la Revista Mujeres

Foto: página web de la Revista Mujeres

Y si todas las voces de quienes creemos en todos los derechos para todas las personas se unieran en un Si, acepto. Tengo una fe terca y resiliente que me dice: seríamos todavía más.

Alzar la voz a favor de un Código de las Familias inclusivo sería un acto de coherencia para quienes ratificamos, en toda nuestra diversidad, la Carta Magna de 2019.

El pasado 24 de marzo el Consejo de Estado aprobó “la propuesta de integrantes de la Comisión que presentará el anteproyecto del Código de las Familias a la Asamblea Nacional del Poder Popular”.

Según la nota publicada en el portal del Parlamento cubano, la comisión la integran diputadas y diputados, representantes de organizaciones y especialistas, quienes darán continuidad al trabajo de redacción del anteproyecto, cuyas versiones se han trabajado en los últimos dos años.

De acuerdo al cronograma legislativo en 2021 está previsto el debate y consulta popular de un nuevo Código de las Familias el cual, por mandato constitucional, debe saldar deudas históricas con la comunidad LGBTIQ.

La Constitución de la República dio pasos importantes para ese fin. Aunque no fue posible hacer efectivo un acto revolucionario como abrir la posibilidad al matrimonio igualitario desde la misma Constitución; es justo reconocer el impacto positivo de su articulado para el presente y futuro de la nación.

El artículo 42 mandata avanzar en #TodosLosDerechosParaTodasLasPersonas. Establece que somos iguales ante la ley, “sin ninguna discriminación por razones de sexo, género, orientación sexual, identidad de género, edad, origen étnico, color de la piel, creencia religiosa, discapacidad, origen nacional o territorial, o cualquier otra condición o circunstancia personal que implique distinción lesiva a la dignidad humana”.

De manera específica, el artículo 43 establece la igualdad de género y condena la violencia por motivos de género; especialmente el artículo 44 afirma que el Estado tiene la responsabilidad de garantizar la igualdad y educar a la ciudadanía.

“…El Estado hace efectivo este derecho con la implementación de políticas públicas y leyes para potenciar la inclusión social y la salvaguarda de los derechos de las personas cuya condición lo requieran”, amplía el artículo 44.

El nuevo Código de la Familias debe ser también una consecuencia orgánica a la amplitud, inclusión y reconocimiento de los cambios en la vida familiar del país, de los cuales da cuenta el capítulo III dedicado a Las Familias.

Desde esa pluralidad hemos acordado que “toda persona tiene derecho a fundar una familia”, según establece el artículo 81. Y que el matrimonio es “una institución social y jurídica. Es una de las formas de organización de las familias”. Se reconoce, además, “la unión estable y singular con aptitud legal, que forme de hecho un proyecto de vida en común, que bajo las condiciones y circunstancias que señale la ley, genera los derechos y obligaciones que esta disponga”.

Redactar, debatir y sancionar en consecuencia con lo que establece la Constitución es un acto de honestidad y un compromiso humano no solo para quienes conforman la comisión parlamentaria dará punto final a su redacción, sino para toda la ciudadanía.

Para unirnos en el Sí de mañana, podemos compartir hoy.

Comenzando el año 2021 colectivos y activistas tomaron la iniciativa para movilizar la opinión pública a favor de los derechos de la población LGBTIQ. En las redes sociales pueden rastrearse los mensajes de la campaña Si, acepto y #TodosLosDerechosParaTodasLasPersonas, entre otras iniciativas como los mensajes con el lema El mismo amor, los mismos derechos, que se promueven desde la página Dame La Mano en Facebook.

La plataforma EntreDiversidades, impulsa Si, acepto. Las primeras imágenes se compartieron en su página en Facebook el primero de febrero de 2021. Con el lema Si, acepto. Una Cuba más inclusiva la campaña propone abordar derechos de la población homosexual y trans en el país.

Sí, acepto es una frase conocida en otros países de la región por encabezar estrategias de comunicación a favor del matrimonio igualitario, pero en Cuba han querido incluir otras temáticas.

“La campaña no es solamente, ni sobre, matrimonio igualitario”, explica a Mujeres Mariano Arturo Ochoa Poveda, coordinador de la plataforma digital.

El joven activista comparte el criterio de que la cultura jurídica es fundamental tanto para homosexuales, bisexuales, trans y queers en Cuba como para el resto de la ciudadanía. Por ello, la campaña se centra también en compartir el contenido de la Constitución cubana y la existencia de otras normas y leyes que protegen a la población LGBTIQ.

Por su parte, la campaña TodosLosDerechosParaTodasLasPersonas, que coordina el proyecto Proyecto de Integración, Intervención y Transformación Sociocultural AfroAtenas, se suma a la experiencia de Matanzas ciudad inclusiva, una iniciativa que articula a diversos actores sociales del territorio.

AfroAtenas tiene su sede en la barriada Pueblo Nuevo en la ciudad de Matanzas a 104 km de La Habana. Desde el año 2009 esta iniciativa apuesta por la transformación de la comunidad, alejada del centro histórico de la ciudad e invadida durante años por un basurero.

Además de carteles y mensajes en las redes sociales, la campaña ha compartido el apoyo de figuras públicas, específicamente artistas como la cantante Luna Manzanares, Ethiel Fernández Failde director de la Orquesta Failde y la actriz Miriam Muñoz.

Además del matrimonio igualitario la campaña propone la aprobación de una Ley de Identidad de Género y la sanción de los Crímenes de Odio.

La convocatoria a sumarse, compartir y socializar las propuestas de estas campañas está abierta a toda la ciudadanía, las instituciones y organizaciones comprometidas. ¡Para unirnos en el Sí de mañana, podemos compartir hoy!

Total Page Visits: 626 - Today Page Visits: 1

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *