Cabildos y Casas Templos

Matanzas, una Ciudad con Identidad Afrodescendiente.

«La inyección africana en esta tierra es tan profunda, y se cruzan y entrecruzan en nuestra bien regada hidrografía social tantas corrientes capilares, que seria trabajo de miniaturista desenredar el jeroglífico.»

Nicolás Guillén.

Desde mediados del siglo XVI y principalmente desde la segunda década del siglo XIX, la presencia de los pueblos africanos en Matanzas enmarcó cada municipio, barrio o lugar de la sociedad. Su estancia por más de 450 años repercutió y dejó su impronta en todas las esferas políticas, económicas, culturales y sociales. Decimos hoy, que la población matancera, es imagen presente del componente africano, quien ha contribuido a la conformación de la nacionalidad cubana, y la identidad de nuestra provincia.

Matanzas llegó a ser, y es, un pedazo de África. Sus descendientes preservaron costumbres, culturas, creencias y tradiciones netamente africanas. Conservando un legado incalculable para la historia, al cual los matanceros le debemos lo que somos hoy, una mezcla de rumba y color, bajo la sabia y el aché de estos antepasados que siempre están presentes en nuestra sangre.

Pasear por nuestra provincia y tocar las ruinas de un ingenio o un barracón, es sentir el dolor del oprimido o el machete con ansias de libertad. Es escribir procesos de transculturación y mestizaje entre ambos pueblos, y demostrar la significación que tuvo la profunda huella del holocausto de la trata, para África, el Caribe, Europa y América. Es en parte, demostrar que al hombre negro africano no le pudieron esclavizar su espíritu, ni su libertad de pensar, de sentir y de resistir como lo cuenta la historia de nuestra patria; donde africanos y descendientes crearon una cultura de resistencia que perdura hasta nuestros días brillando en lo más alto de nuestra historia política, social y cultural.

Dando la convicción que Matanzas es profundamente afrodescendiente, sí, todos, negros y blancos, mulatos e indios, matanceros, cubanos, somos hijos de la tierra donde nació la humanidad. Siendo Matanzas una ciudad, que por sus características se le debe conceder el privilegio de ser un sitio eterno en la invocación contra la esclavitud de las razas, xenofobias, prejuicios y la discriminación racial que existe en el mundo de hoy. Dando un paso más, para levantarse en contra de los nefastos siglos de esclavitud, colonialismo, subdesarrollo, segregación racial y exclusión social, que vive África. Dándoles el aliento para afrontar y vencer los grandes desafíos que tienen ante sí los pueblos africanos y reafirmando que somos hermanos unidos por lazos más grandes que la propia sangre.

Para más información:

Total Page Visits: 283 - Today Page Visits: 1